Si quisiera pedir a mis alumnos que realizasen algún trabajo de investigación entorno, por ejemplo, al Día Escolar de los Derechos de la Infancia, el resultado sería un auténtico caos o, directamente, no llegarían a ningún resultado concluyente.

Disponemos de libros de consulta (colecciones de enciclopedia) totalmente desactualizados que, probablemente, mis alumnos no sabrían utilizar sin ayuda, puesto que están acostumbrados a buscar toda información necesaria en medios informatizados. Además, se trataría de una búsqueda ciega, ya que no disponemos de ningún sistema de catalogación activo actualmente.

Además, sólo tenemos un ordenador con acceso a internet y no siempre está en las mejores condiciones (ventanas emergentes, virus…).

Por todo ello, en el estado actual en el que está nuestra biblioteca, no podemos darle un uso efectivo en nuestra práctica diaria como docentes.

Pin It on Pinterest